miércoles, 3 de noviembre de 2010

Una victoria històrica, una noche tan deliciosa...

El apocalipsis que anunciò Karl Rove tuvo lugar, aunque los demòcratas mantienen el Senado, pero ganaron los republicanos 6 escaños (entre ellos, el de la Florida, con el cubanoamericano Marco Rubio, y el tan simbòlico de Illinois, que perteneciò a Barack Obama), y la Càmara de Representantes està dominada por los republicanos, 235 a 181. Es la victoria del GOP (Great Old Party, los republicanos) màs grande en dos generaciones, y pudiera exceder cualquier mayorìa republicana desde 1946.
Quien puede ser el pròximo Speaker de la Càmara (què maravilla, bye bye! Nancy Pelosi), John Boehner (por Ohio), en un emotivo discurso, con làgrimas en los ojos, declarò que se trataba de un repudio a Washington. "Washington ha estado haciendo lo que es bueno por Washington, pero no lo que es bueno para América".
Que el pueblo americano dijo basta, y echò a andar. Y su "marcha de gigantes" (prevista de cierta manera por Tocqueville, pero también por la Constituciòn americana, "el gobierno del pueblo y para el pueblo", lo que olìmpicamente pretendiò borrar Obama, en nombre de que él and company sì que sabìan lo que era bueno para el pueblo, y no éste, pobre ignorante, la tìpica arrogancia de la estructura de la izquierda) acaso no se detendrà hasta la pròxima elecciòn presidencial de 2012, donde ni siquiera Obama puede ser el candidato demòcrata.
No es casual que la eclosiòn del movimiento Tea Party se haya presentado con una fuerza inusitada (como sòlo las caracterìsticas polìticas de América pueden producir), como reacciòn, en primer lugar, a Obama, y a su creciente intromisiòn del gobierno en lo econòmico.
Como decìa Newt Gingrich, antes del desastre demòcrata anunciado, América no puede ser gobernada desde "too much to the Left", demasiado a la izquierda. Cualquier denominaciòn que le quieran aviesamente endilgar al Tea Party como "demasiado a la derecha" (lo han acusado de "xenòfobo", etc.), no es sino el reflejo de la reacciòn que provocò Obama. Como del mismo modo el GOP puede endurecerse.
Obama and company olvidaron la lecciòn de Bill Clinton, su inmediato antecesor demòcrata en la Casa Blanca. Bill Clinton se moviò ràpidamente al centro, y hasta fue una especie de "new Democrat", parafraseando al New Labour de Tony Blair.
(Por cierto, dos que deben estar llorando con abundantes làgrimas de cocodrilo la derrota en la Càmara, por lo que significa de rechazo a Obama, son Clinton y su carnal Hilaria.)
Un acòlito de Obama dijo poco antes de esta elecciòn de ayer, previendo asimismo la derrota, que el mayor enemigo del presidente era el Tea Party, porque como los talibanes y Al-Qaeda, no disponìan ni de teléfono ni de una oficina, y sin embargo se encontraban invisibles y numerosos por doquier, listos a todo.
Nauseabundo e inaceptable, sìntoma de un desespero atroz, aunque es similar a lo expresado por el propio Obama, tratando de ganarse a los latinos, de que América se dividìa en "enemigos" y "amigos", segùn el grupo étnico de pertenencia.
Quién es verdaderamente "xenòfobo" y "racista"?

10 comentarios:

Charlie Bravo dijo...

A veces al Sheik no hay ni que criticarlo con la verdad por delante, solo hay que dejarlo que abra la boca, sin teleprompter y que vacie el contenido de su cerebro. Racista, xenofobo, son solo dos de las "cualidades" que exibe, junto con la arrogancia tipica del izquierdoso "que sabe lo que es bueno para el pueblo" (excluyendose claro, porque el la boniatera y sus hijas no tendrian que "disfrutar" del "maravilloso" plan de salud, por ejemplo).
Tambien interesante es como lanzan acusaciones de terrorismo domestico sobre el Tea Party, comparandolo con Al-Qaeda y el Taliban, todo dice mucho de el. Que hable el Sheik, que hable. Sin teleprompter, que hable mucho, para que todos sepan bien quien es y cual es su ideologia.

Anónimo dijo...

De acuerdo con Ud en todo excepto que no creo que Bill y Hillary Clinton estén llorando "abundantes lágrimas de cocodrilo." Quizá lo aparentan pero no lo sienten.
Si la baja popularidasd de Obama se mantiene hasta el 2012 es posible que no pueda presentarse a la re-elección y el candidato demócrata sería, por supuesto...Hillary Clinton. Además ha hecho una buena labor como Sec de Estado. Experiencia política tiene de sobra y se ha mantenido alejada de la línea económica de Obama. Inclusive en política exterior ha dado muestras de discrepar del presidente (ella y Biden). Para colmo ahora, durante las elecciones, se fue lo más lejos posible.

Saludos, Jacobo

Zoé Valdés dijo...

Te puse link. Ya el The Huffington Post le está inventando trapos sucios a Marco Rubio.

Ibis García Alonso dijo...

Y bien, el norte sigue siendo norte, afortunadamente. No en balde se dice “Dame un norte” cuando se necesita conseguir una dirección adecuada. Gracias, Isis. Muy bueno tu artículo.

Puta Armienne dijo...

Yo no me siento muy atraída por los republicanos y menos con la ultraderecha que está dominando a ese partido que puede llevar a una anarquía.
Fue durante el gobierno de Bush que se produjo la crisis que actualmente vivimos y de la que no veo una salida todavía.
Fue Bush quien entregó miles de millones a los bancos y que éstos siguen sin dar créditos y las gentes perdiendo sus casas.
Han sido republicanos quienes les han quitado impuestos tradicionales a los ricos creando un déficit que tuvimos que suplir los menos afortunados pagando más impuestos.
Los republicanos están por un neoliberalismo salvaje.
Lo que más me duele es que están acabando con este país porque cuando más se necesita una solución de compromiso entre ambos partidos para tratar de solucionar los problemas de EEUU, tiran para su lado defendiendo solo sus intereses particulares y no los de la nación.

Anónimo dijo...

Puta Armienne, el que iba y le interesa acabar con ese país es al islamista que tienen de presidente. Qué bueno está lo de "dame un norte", estimada Ibis.
Niobe.

Anónimo dijo...

Bush es un presidente que supo mantener al pais bajo las normas de seguridad correctas y para eso se gasto mucho dinero, el desastre de las torres, la guerra impuesta sobre su escritorio y la aprovacion de todos en el Congreso al levantar la MANO, NO FUE EL EL UNICO QUE DECIDIO ESTA GUERRA, ahora el desastre economico fue provocado por la firma de Clinton para que los Bancos dieran los prestamos Hipotecarios sin verificacion de empleo, muchos miles en su mandato hicieron mucho billete, unos de forma legal y otros haciendo fraudes al inventar documentos falsos y reventas de casas elevandoles su valor al triple. No jodan m,as a Bush y crucifiquen al Negro que ese si es RACISTA; OPORTUNISTA ; DEMAGOGO e IZQUIERDISTA ; ademas de MUSULMAN.

Ahora va a la India con un gasto de 200 milloncitos del contribuyente, sera que ira a ver la arena del desierto para ver si da energia verde, ajajajajaja .

Gilberto Martinez dijo...

Muy bién dicho,fué una noche deliciosa.Bueno el artículo!!!

Anónimo dijo...

Genial, por su dislate, el Anónimo de las 21:10. "La culpa económica del actual desastre es de Bill Clinton." Eso no se le ocurre decir ni a las más brillantes mentes (?) del Tea Party.
Durante toda la historia de los Estados Unidos, SIEMPRE, sin excepción, se han subido los impuestos cuando el país ha entrado en guerra, no importa que Partido esté en el poder. El "income tax" se aplicó por primera vez --al 10% de la población más rica-- por Abraham Lincoln, republicano, además de otros impuestos al consumo.
La filosofía es que el sacrificio debe ser casi parejo. Unos se sacrifican en el frente de guerra y otros pagando más impuestos para sufragar los gastos de guerra. Impuestos transitorios mientras duraba el conflicto.
Eso se repitió en la guerra de 1812, la I Guerra Mundial, la II Guerra Mundial, la Guerra de Corea, la de Viet Nam, la del Golfo I, etc.

Bush fue el primer presidente en la Historia de los USA que rebajó impuestos comenzando una guerra que lleva casi diez años.

El superávit de 250 mil millones que dejó Clinton pronto se convirtió en el déficit record de 800 mil millones que dejó Bush. Ud quiere decir, entonces, que los cuarenta y dos presidentes anteriores estaban errados y el inteligente Bush es el correcto.

Puede consultar un artículo, "Los Taxes y las Guerras" que encuentro interesante:
http://eichikawa.com/2010/10/los-taxes-y-las-guerras.html

Saludos, Jacobo

Puta Armienne dijo...

Veamos.
Si hubo error o no prefiriendo al Tea Party solo el tiempo lo dirá.
Ojalá no haya que arrepentirse un día.
Y, Anónimo 19:49. No he dicho que prefiera a Obama sino que en las condiciones que está el país la lucha por los intereses personales va a acabar con la nación que veo en muletas en estos momentos.